Tengo una suculenta

por Halí - publicado: Feb 02, 19
Mi suculenta llamada 'Julieta'

Graptopetalum paraguayense es el nombre que recibe una planta suculenta oriunda de Tamaulipas, México.

La obtuve como un regalo, y es curioso que antes me habían regalado una similar también, solo que entendí mal los cuidados que debía darle.

Mi primera suculenta Mi primera suculenta

Se trata de plantas que se conocen coloquialmente como: «Siempre vivas» y es porque tiene hojas todo el año, esto debido a que almacenan agua en cantidades mucho mayores que el resto de las plantas. Pueden sobrevivir a climas áridos, como el del desierto, pero igualmente necesitan un buen cuidado.

En muchas partes de Internet se dice que regarlas de más es el error que muchos principiantes cometemos, sin embargo está claro que hacerlo insuficientemente también provocará que pierdas tu querida planta. Pues eso le pasó a la primera de ellas, creí que lo que le hacía falta era sol… Grave error, y me dolió bastante haberla perdido por no tener cuidado al brindarle una dósis de sol moderada. En fin, sus hojas se cayeron de a poco y por último quedó la pequeña raíz que no pudo volver a crecer. (Foto arriba a la derecha cuando vivía).

Pero es un nuevo día y tengo otra suculenta una más grande que la anterior, como todas las que conoceré tiene un nombre especial y me recuerda cosas bonitas. Noté que sus hojas se veían un poco cafes como las de la primera, y en lugar de darle sol le he dado agua, creo que funciona porque se ve mejor, está perdiendo el tono café de las hojas. (Puedes ver la foto de las hojitas cafes hasta arriba).

La misma persona me regaló las dos plantitas y es un regalo excelente porque representa cierta complicidad. Esta plantita es especial y como la otra, siempre va a vivir en mi memoria. Ambas hacen honor a su nombre coloquial, estarán «Siempre vivas».